EL RELANZAMIENTO DE LA OLIVICULTURA ITALIANA EMPIEZA DE SPOLETO

Se celebraron el 13 y 14 de noviembre en el Teatro Caio Melisso "Spazio Carla Fendi" de Spoleto las Jornadas dedicadas a la olivicultura italiana, con el fin de reflexionar y discutir posibles soluciones a la crisis que afecta el sector desde algunos años.

En la conferencia, organizada por el Academia Nacional del Olivo y del Aceite, en colaboración con el Ayuntamiento  de Spoleto, y titulada El relanzamiento de la olivicultura italiana: aspectos técnicos y directrices, no sólo se trataron los aspectos técnicos y científicos, sino también se proporcionó una oportunidad para el debate entre las instituciones nacionales y regionales y los actores de la cadena de producción del aceite de oliva.

Junto con las instituciones locales participaron en la conferencia el Presidente de la Academia Nacional del Olivo y del Aceite, el profesor Riccardo Gucci de la Universidad de Pisa, Mauro Meloni del Consorcio Extra Virgen, y expertos profesores de las Universidades de Perugia, Pisa, Florencia, Udine y Palermo. También asistieron representantes de  asociaciones de productores, procesadores, industriales, así como de diversas regiones olivareras italianas.

El día 14 fue dedicado a las intervenciones de los agricultores que han introducido innovaciones significativas en las almazaras y en la gestión de los olivares de sus empresas en diferentes regiones olivareras italianas.

"La olivicultura italiana - dijo el Presidente Riccardo Gucci - se ve acosada por una disminución de la competitividad, debida a los altos costos de producción y a la baja productividad de los sistemas tradicionales, que han llevado a una reducción gradual de la producción nacional. Parece necesario, por lo tanto, intervenir de manera estructural para revertir esta tendencia. La reciente asignación por parte del Gobierno de 32 millones de euros para el sector olivarero es ya un primer paso en la dirección correcta”.

La conferencia presentó las soluciones técnicas y las directrices para la renovación de los olivares italianos para guiar las inversiones según criterios de asequibilidad, fiabilidad y sostenibilidad ambiental.  Es aconsejable que los nuevos tipos de plantas y la gestión moderna de los olivares sean coherentes con los otros segmentos de la cadena de producción del aceite de oliva y que garanticen el fortalecimiento de la ya fuerte identidad de nuestra producción oleícola.